Breve Historia de Roma

            El Imperio Romano comenzó siendo una pequeña aldea de chozas, que comenzó a expanderse luego de ganar una extensa guerra contra el Imperio Cartagines, mucho mas avanzado que el primero. Dicha guerra tuvo su inicio en disputas comerciales, Roma estuvo en jaque durante varios años, pero lograron hacer retroceder a los cartagineses mediante una guerra de guerrillas, y al finalizar, la ciudad capital fue quemada con sus habitantes adentro, y luego destruida piedra por piedra.

            La imagen que tenemos de Roma es de una ciudad fastuosa, de edificios de mármol, pero esta comenzo a construirse mucho después de las guerras contra Cartago (guerras Púnicas), en la época de los emperadores. Durante ella, se desarrolló un sistema administrativo y militar que mantuvo unido al imperio durante 400 años.

            Una de las herramientas era la legión, formada por ciudadanos romanos.

            Esta sociedad no escapó a la corrupción. Las tribus germánicas comenzaron a presionar en las fronteras, a tal punto que para evitar invasiones, muchos emperadores comenzaron a emplearlos en las legiones.

            Muchos ciudadanos romanos perdieron interés por la vida política y por la participación, las legiones ya no eran conformadas por ciudadanos. La división entre distintos grupos de poder se extendió a las familias.

            Hubo épocas en que los emperadores eran impuestos por los ejércitos, y asi como asumían eran asesinados y reemplazados por otros. La legiones se transformaron en bandas que saqueaban todo lo que podían.

            La crisis económica llevó a muchos ciudadanos a buscar respuestas en el cristianismo, aún a riesgo de morir.

            En el 312, el emperador Constantino "legaliza" la religión cristiana, según el, porque la adhesión al cristianismo le permitió vencer a sus enemigos, pero muchos creen que se debió a razones políticas.

            En el 395, es abolida la libertad religiosa.

            El Imperio romano fue dividido en 2, el de Oriente y Occidente. Cuando Roma es invadida en el 476, el imperio de Occidente cae y es dividido en multiples reinos.

            Aún así, Roma siguió manteniendo poder sobre el mundo conocido, pero no por medio de la legión, sino por medio de la Iglesia, la cual, dentro de su estructura, es muy similar a la división administrativa del imperio romano.

            La caída de Roma tuvo muchas consecuencias, Europa cayó en una era de 1000 años de oscurantismo. Se perdieron muchos conocimientos, en especial los técnicos. Pocos sabían crear herramientas, si un campesino perdía sus herramientas de labranza, no tenía como reponerlas, con lo cual moría de hambre.

            El mantenimiento de la infraestructura fue abandonado. Por ejemplo, los acueductos cayeron en desuso, pues nadie sabía como mantenerlos funcionando, y hasta pocos conocían como aprovecharlos.